Widget Image
605 357 262
info@jorgedavo.es
C/Daoiz, 40, 1º - Elche
Follow us on instagram

Blog

  /  Boudoir   /  ¿Cómo posar para una sesión de fotos?

¿Cómo posar para una sesión de fotos?

¿Cómo posar para una sesión de fotos? Sabemos que no todas nuestras clientas saben o se les da bien interactuar con las cámaras, el llegar a conectar con el fotógrafo y con una misma conlleva un tiempo de adaptación. Por eso y para que te sientas más relajada a la hora de hacerte tu primera sesión de fotos, hoy te ofrecemos estos trucos para posar con naturalidad en una Sesión Boudoir.

  • ¿Cómo empezamos?

Primero que todo, tranquila, respira! Nosotros vamos a estar pendientes de ti en todo momento y vamos a guiarte a la hora de posar y dónde colocarte. Te iremos pidiendo hacia dónde mirar, levantar o bajar la barbilla, manos, brazos… parece mucho ¿verdad? ya verás como esto se volverá tan natural en pocos minutos, te olvidarás de ello y lo llegarás a hacer de forma automática y sin pensarlo.

Haremos todo lo posible para crear un ambiente distendido y relajado para hacerte sentir lo más cómoda posible en poco tiempo.

  • La mirada

Por lo general intentamos que la mayor parte de la sesión evites el contacto visual directo con el objetivo, ya que buscamos la sensación de que realmente estás sola en una habitación, pero hay alguna ocasión en la que podemos pedirte mirar a cámara.

En una Sesión Boudoir se pueden lanzar dos tipos de miradas: Inocentes y Seductoras (incluso llegar a fusionar ambas). Las inocentes, dependiendo de la situación el color del estilismo y la pose pueden dar lugar a una foto muy sincera, sensual y dulce a la vez. Sin embargo la mirada seductora es aquella que «atraviesa» ferozmente la cámara, al fotógrafo y a aquel que está mirando la foto, sin dejar de estar relajada.

Recuerda, si miras a cámara, tu mirada debe tener intención.

  • Espalda recta

Fácil de decir, fácil de hacer… al menos durante unos instantes hasta que tu cuerpo de forma inconsciente deje los hombros caídos y la espalda curvada. Debes intentar mantener los hombros ligeramente hacia atrás así la espalda por si sola quedará recta.

Luego habrán poses, principalmente en las que estés tumbada o apoyada en una pared, donde la espalda debe hacer curva, para que la luz entre y resalte la curvatura sensual de tu espalda y el final de ésta.

  • Brazos y manos

Posiblemente lo más complicado de dominar y sin embargo lo más expresivo junto a la mirada. Cuando empiezas una sesión lo primero que piensas es «¿Qué hago con las manos?¿Me las corto?». Tienes un sin fin de posibilidades para jugar con tus brazos y tus manos, empezando por tu propio cuerpo, acaríciate el rostro (OJO! acariciar, no aplastar), toca tus piernas, tus hombro o tu pelo, abrázate la cintura o juega con tu pelo.

Interactúa con el escenario, si estás frente a una ventana por ejemplo, toca el cristal de ésta, coge la cortina como si la quisieras apartar suavemente, apóyate en ella ligeramente…

Juega con tu lencería, «colócate» un tirante del sujetador, bájalo y vuélvelo a subir, toca suavemente el borde de tu braguita como queriendo colocarla, ponte una bata y juega con ella. Como ves, tienes un buen repertorio para no dejar las manos colgando.

 

Gestos como el de peinarse con la mano o apartarse el pelo de la cara son de lo más natural

  • Pies

Al igual que con la espalda el cuerpo queda mucho más elegante, con los pies pasa exactamente igual. Siempre será más femenino y delicado si tus pies están en punta que si están en flex o plano. Tampoco es necesario que se fuercen los pies para estar en punta, sino que se busca siempre un término medio que denote naturalidad y no aparente tensión.

  • Movimiento y fluidez

Sí, somos muy cansinos con lo de que buscamos la naturalidad en las fotografías y aquí va otro truco para ganar un poquito más de ésta en tus fotos. No eres un maniquí estático, siempre buscaremos que hagas gestos normales como por ejemplo retirarte el pelo de la cara, ponerlo detrás de la oreja, acariciarte el brazo, subirte o bajarte el hombro de la bata, atarla… Todo ello constituye la base de un posado natural y de un resultado espectacularmente elegante. Haz tus movimientos despacio y con tranquilidad y sin aspavientos, de esta forma captaremos todo el movimiento desde el principio hasta el final.

 

Esperamos que estos breves trucos puedan ayudarte a la hora de enfrentarte a tu primera sesión fotográfica en general y Boudoir en particular.

No olvides comentar y compartir con tus amigos/as 😉

 

1 COMENTARIO

  • Josevi
    Contestar
    11 septiembre, 2017

    Excelentes consejos Jorge,e tomado buena nota.Gracias

COMENTAR

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies